Tío Pepe, todo un icono